Inicio Mundo Los uigures en China: El nuevo flanco abierto de Bachelet

Los uigures en China: El nuevo flanco abierto de Bachelet

5 minuto leer
0
0
43

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, suma un nuevo frente de preocupación. Tras las críticas que recibió por su supuesta demora en visitar Venezuela y la posterior publicación de un duro informe sobre la violación de los derechos humanos en ese país, Bachelet podría comenzar a dirigir su atención a China, específicamente por la crisis de los uigures, una de las 55 etnias minoritarias musulmanas de China, que representa el 7% de la población, y las amplias denuncias internacionales sobre las detenciones arbitrarias contra esta minoría.

Países como Japón, Reino Unido y Francia, además de otras 19 naciones, enviaron una carta a Michelle Bachelet, y al presidente del Consejo de Derechos Humanos, Coly Seck, en la que instan a China a que ponga fin a sus “detenciones arbitrarias masivas y violaciones relacionadas” contra los uigures y en la que hacen una petición a Beijing para que permita a los expertos de la ONU acceder a la región.

Se trata de un desafío poco común a nivel global para China y su política sobre esta etnia de aproximadamente 11 millones de personas en la región autónoma de Xinjiang, al oeste del país, y que se siente más cercana a la cultura de otros países asiáticos. Pese a esta autonomía, Xinjiang es una región fuertemente controlada por China, al igual que el Tíbet. Además, muchas comunidades uigures también viven en países vecinos debido a la creciente diáspora, como Uzbekistán, Kirguistán y Kazajstán.

La última polémica relacionada a los uigures en China, que han protagonizado décadas de conflictos y una lucha por su independencia con el gobierno chino, tiene relación con la existencia de campos de “reeducación” como han denunciado algunas ONGs. Sin embargo, Beijing, que niega las detenciones, habla de “centros de formación profesional” destinados a luchar contra la radicalización islámica. En agosto del año pasado, el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial manifestó su preocupación por la situación de los uigures, puesto que cree que la cifra de “detenidos” es de un millón. Algunos expertos creen que incluso podrían ser dos millones de uigures.

Una investigación realizada por ABC News de Australia, publicada en 2018, identifica y documenta la expansión de 28 campos de detención que son parte de “un programa masivo de subyugación en la región de Xinjiang”. Según el reportaje, desde inicios de 2017, las 28 instalaciones han ampliado su presencia en más de 2 millones de metros cuadrados. Además, existe una creciente evidencia de violaciones de derechos humanos dentro de estos centros, así como muertes bajo custodia y trabajo forzado. Según quienes denuncian la existencia de estos centros de “reeducación”, el adoctrinamiento en la ideología comunista se da a diario en estos lugares, como un intento de erradicar la cultura, el idioma y la religión de las minorías.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Prensa
Cargue Más En Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Inédito: Familiar de los 43 de Ayotzinapa dará mensaje en tribuna de la Cámara de Diputados

Por Redacción.- México.- En un hecho inédito, un familiar de los 43 normalistas de Ayotzin…